Donde se encuentra la Iglesia del Nino Fidencio?

¿Dónde se encuentra la Iglesia del Niño Fidencio?

Como cada 17 de octubre, cientos de peregrinos de todas partes del país, incluso de los Estados Unidos, acuden al poblado el Espinazo, Nuevo León para buscar sanar sus enfermedades y conmemorar el nacimiento de quien fuera el curandero más conocido del norte de México: el Niño Fidencio.

¿Cómo curaba el Niño Fidencio?

Se narra que Fidencio era famoso por realizar operaciones utilizando trozos de vidrio, sin anestesia y sin causar dolor alguno en sus pacientes, y por relacionar sus curaciones con lugares específicos del poblado, como un árbol de pirul desde el cual arrojaba frutas y objetos a los congregados a su alrededor, siendo …

¿Dónde curaba el Niño Fidencio?

En Espinazo permaneció Fidencio hasta el final de sus días y fue allí donde se dice que comenzó a realizar curaciones.

¿Cómo murió el Niño Fidencio?

El culto al Niño Fidencio se propagó durante años, debido a las proclamas proféticas que el Niño hizo, incluso antes de morir, como aquella afirmación de que regresaría a la vida tres días después de su muerte, en otro cuerpo, y nadie sabría de quién.

¿Qué milagros hace el Niño Fidencio?

A decir de Gerardo, el Niño Fidencio sin necesidad de un bisturí, podía operar cataratas en los ojos, retirar un tumor canceroso, sacar una piedra de la vesícula, curar la hidrocefalia y hasta la lepra.

ES ASOMBROSO:  Que se puede hacer para que se respeten los derechos de los ninos?

¿Cuándo falleció el Niño Fidencio?

Así, el fidencismo es una religión que ayuda a expresar los males profundos del abandono, del desprecio, de la autoestima.

¿Qué se celebra el 19 de marzo en espinazo?

La primer festividad se realiza el 19 de marzo y además de su santo, se conmemora a San José, el santo de la devoción del “Niño Fidencio”.

¿Qué enfermedad padece el Niño Fidencio?

Muchos fueron los que acudieron a su ayuda, entre ellos, el entonces presidente Plutarco Elías Calles, quien el 8 de febrero de 1928 acudió a Espinazo, Nuevo León, a una sesión curativa con él Niño Fidencio, quien presuntamente padecía de lepra nodular.