Pregunta frecuente: Que hacer cuando un nino es intolerante a la lactosa?

¿Qué hacer cuando un niño es intolerante a la lactosa?

Existen muchos sustitutos de la leche que pueden beber los niños con intolerancia a la lactosa, tales como leches de soja, almendras, arroz, cáñamo y avena. La leche de soja es una alternativa muy popular a la leche porque es una buena fuente de calcio y proteínas.

¿Qué provoca la intolerancia ala lactosa en niños?

En la intolerancia a la lactosa, el cuerpo no fabrica suficiente cantidad de lactasa para descomponer la lactosa. Por eso, la lactosa no digerida se deposita en el tubo digestivo y es descompuesta por bacterias, lo que provoca gases, hinchazón, retortijones abdominales y diarrea.

¿Cómo saber si mi hijo es intolerante a la lactosa?

Síntomas típicos de una intolerancia a la lactosa

  1. Llanto inconsolable después de tomar el pecho o el biberón.
  2. Diarrea persistente, a veces preocupante.
  3. Gases.
  4. Sonidos fuertes en la tripa.
  5. Dolor de barriga, cólicos intensos.
  6. Estreñimiento.
ES ASOMBROSO:  Tu preguntaste: Cuando empieza a morder un bebe?

¿Cómo combatir la intolerancia a la lactosa?

Tratamiento

  • Limita el consumo de leche y otros productos lácteos.
  • Incluye pequeñas porciones de productos lácteos en tus comidas habituales.
  • Come y bebe helado y leche con contenido reducido de lactosa.
  • Añade una enzima de lactasa líquida o en polvo a la leche para descomponer la lactosa.

¿Qué debo dejar de comer si mi bebé es intolerante a la lactosa?

Los huevos, las carnes, las frutas, los vegetales y los cereales pueden tomarse sin problema. Para evitar los síntomas de la intolerancia a la lactosa se recomienda evitar galletas, productos de bollería, sopas o purés que estén elaborados o enriquecidos con leche u otro producto lácteo.

¿Qué pasa si le doy a mi bebé leche sin lactosa?

No pasa nada. Es decir, no sufrirá ninguna mejoría porque el hecho de consumir lactosa no le supone ningún problema. La lactosa llega a su intestino, su lactasa la descompone, el intestino absorbe los productos resultantes y todos tan contentos.

¿Por qué se produce la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es causada por la malabsorción de lactosa. Si una persona tiene malabsorción de lactosa, su intestino delgado produce concentraciones bajas de lactasa, la enzima que descompone la lactosa, y no puede digerir toda la lactosa que come o bebe. La lactosa que no se digiere pasa al colon.

¿Qué pasa si eres intolerante a la lactosa y la consumes?

Las personas que tienen intolerancia a la lactosa no pueden digerir el azúcar (lactosa) que contiene la leche. A raíz de esto, tienen diarrea, gases e hinchazón después de ingerir productos lácteos.

¿Cómo se detecta la intolerancia a la lactosa?

Existen dos tipos de pruebas de intolerancia a la lactosa: una consiste en la realización de un análisis de sangre, para detectar la presencia de glucosa en sangre antes y después de haber ingerido un preparado que contiene lactosa; y por otro lado la prueba de hidrógeno en el aliento.

ES ASOMBROSO:  Que es el concebido no nacido?

¿Cómo se llama el examen para saber si eres intolerante a la lactosa?

Resultados normales. La prueba del aliento se considera normal si el incremento en el hidrógeno es menor a 20 partes por millón (ppm) sobre el nivel en ayunas (antes del examen).

¿Qué probióticos tomar si eres intolerante a la lactosa?

Además de las bacterias que producen yogur, dos cepas de probióticos han demostrado ser útiles en la intolerancia a la lactosa: Lactobacillus acidophilus NCFM y Lactobacillus johnsonii La1240.

¿Qué cosas no pueden comer los intolerantes a la lactosa?

Alimentos prohibidos para intolerantes a la lactosa

  • Leche de vaca.
  • Margarina.
  • Mantequilla.
  • Nata.
  • Suero.
  • Helados.
  • Quesos.
  • Purés y sopas elaborados.

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la intolerancia a la lactosa?

Después de un episodio de diarrea infecciosa, algunas personas pueden desarrollar una intolerancia a la lactosa de carácter temporal que suele mejorar al cabo de pocos días o semanas.